Primer contacto con impresoras 3D

publicado en: Blog, Noticias | 0

Recientemente hemos asistido a un curso de introducción a impresoras 3D. No habíamos tenido aún la oportunidad de tener una en nuestras manos y la experiencia ha estado muy interesante.

Lo primero que necesitamos es un modelo en 3D de lo que queremos imprimir. Aunque hay que tener algunas cosas en cuenta a la hora de realizar el diseño la mayoría de objetos de pueden realizar.

Hay muchos tipos de impresora 3D, la que estuvimos utilizando utiliza un carrete de plástico muy fino como consumible (relativamente económico)

El objeto se construye por capas, depositando el material capa a capa. El principal inconveniente que hemos visto es el tiempo que se tarda en imprimir un objeto que va desde un par de horas para modelos sencillos a más de 12 horas para modelos complejos, quedando la producción en serie descartada. Teniendo en cuenta esto, pueden resultar muy útiles para la realización de prototipos y ver como quedarían y si encajan en la función que tienen que desempeñar.

Nos ha sorprendido la resistencia que tienen las piezas “imprimidas”. Como ejemplo vimos una llave inglesa completamente funcional o un pequeño camión de juguete. De hecho, exceptuando los componentes electrónicos y los inyectores del plástico, con una impresora 3D podemos construir otra impresora 3D, muy curioso al menos.

El precio de estas impresoras es aun caro (a partir de 1.500€) pero ya han entrado en el mercado domestico.

De todas maneras nos recomendaros realizar un curso más avanzado para aprender a realizar el mantenimiento por nosotros mismos (sustitución de componentes, calibración, etc) ya que por ahora son maquinas muy delicadas y pierden la calibración con facilidad.

Dejar una opinión